Las Campanadas de Ibai Llanos y Ramón García: récord en Twitch y un lapsus en el peor momento

A falta de conocer las audiencias televisivas lineales, ya existe un presentador de Chimes que puede sentirse ganador. Nos referimos, por supuesto, a Ibai Llanos, que esta Nochevieja superó ampliamente los récords cosechados el año anterior, cuando comió la uva por primera vez frente a sus seguidores de Contracción nerviosa.




Ibai y Ramón García unen fuerzas para las Campanadas y apuntan a recuperar 'Gran Premio'

Ibai y Ramón García unen fuerzas para las Campanadas y apuntan a recuperar ‘Gran Premio’

Saber más

Entonces TV Top, empresa que se dedica a «monitorear los canales de las plataformas de video más importantes del mundo (YouTube y Twitch) capturando datos de sus transmisiones en vivo en tiempo real», según su sitio web, de esta manera encripta el monitoreo de los Chimes 20- 21 del conocido streamer:

  • 243,256 dispositivos en promedio durante las casi cinco horas de transmisión (20:27 a 01:03)
  • Pico máximo de 552.345 dispositivos durante el minuto dorado (00: 00h)

En esta ocasión, Ibai y su invitado excepcional, el mismísimo Ramón García, obtuvo las siguientes cifras, según la citada empresa:

  • 337.431 dispositivos de media durante las tres horas de emisión (de 21:16 a 00: 19h)
  • Pico máximo de 801,074 dispositivos durante el minuto dorado (11:59 pm)

Además, el propio streamer aportó otra cifra: 2.242.000 dispositivos diferentes se conectaron en algún momento durante la retransmisión.

Hablamos, por tanto, de un notable incremento de un año al siguiente. Y como siempre cuando hablamos de las audiencias de Twitch, conviene recordar que estas cifras no igualan a las personas o no se limitan al territorio nacional. Ese pico de 801.000 corresponde a los dispositivos que en ese momento estaban conectados alrededor del mundo para ver las Campanadas de Ibai y Ramontxu. Lo normal es pensar que la gran mayoría se conectó desde España, pero ya sabemos el tirón que tienen los streamers españoles en Latinoamérica, donde seguramente hubo seguidores que vieron la retransmisión.

Además, con esos 801.000 no estamos hablando de personas, sino de dispositivos conectados, que es lo que cuenta Twitch. Esto significa que no tenemos el número exacto de personas que se conectaron con los Chimes en ese momento, aunque, según la lógica, debe haber habido más de lo que dice ese número. Básicamente, porque Twitch solo tiene pantallas, pero la misma pantalla puede ser vista por más de una persona al mismo tiempo. Y más en una fecha como Nochevieja, donde más gente de lo habitual se reúne en una misma casa.

Un regalo especial, mucha sintonía y un desliz en la transmisión.

En cuanto a la retransmisión en sí, Ibai y Ramón García mostraron una gran complicidad en pantalla en su afán de hacer del evento un encuentro entre distintas generaciones de espectadores. De hecho, el sentimiento Entre ellos, llegó a tal nivel que Ramontxu sorprendió a su compatriota bilbaíno con un regalo muy simbólico: la pajarita multicolor que lució en sus primeras Campanadas, las del año 95-96, con Ana Obregón en TVE. Pajarita que lució, por cierto, con su tradicional capa. Prenda que tampoco faltó en esta ocasión.

Desde entonces, ha golpeado las campanillas 18 veces, incluida esta vez. Y a pesar de la experiencia acumulada, Ramontxu tuvo un desliz en el peor momento posible. Cuando sonó la última campana y le tocó gritar el tan esperado «¡Feliz 2022!» junto con Ibai dijo «¡Feliz 2020!».

Artículo anterior‘Cachitos’ tuvo ración extra para políticos y monarquía con sus mordaces rótulos de Nochevieja
Artículo siguienteTVE inicia el año con críticas del público por el nivel de edición de la gala ‘¡Feliz 2022!’

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here