‘La Isla de las Tentaciones 4’ descubrió la mentira de Alejandro en las últimas citas

La décima entrega de isla de las tentaciones 4 vivió las últimas horas de sus protagonistas con sus seductoras y tentadoras favoritas. Gal·la las pasó con Miguel, Nico con Miriam, Tania con Stiven, Rosario y Suso y Álvaro y Sabela.




'Historia secreta' ya tiene fecha para volver a Telecinco con su edición anónima

‘Historia secreta’ ya tiene fecha para volver a Telecinco con su edición anónima

Saber más

Mientras Zoe, Josué y Alejandro prefirieron pasar su último día solos, meditando y dejando correr el reloj hasta el momento de reencontrarse con sus compañeros en la hoguera final.

Una resolución que demostró que Alejandro le mintió a Tania en la última apuesta cuando le confiesa que él también ha tenido una cita de 24 horas y «se le ha ido de las manos».

Últimas citas con tus tentadores favoritos… o solo

Sandra Barneda visitó Villa Playa para reencontrarse con Josué, Álvaro, Nico y Alejandro e informarles que durante el último día podrían tener una cita de 24 horas y en un hotel de lujo con su tentadora favorita.

El primero en elegir fue Álvaro quien no dudó en aceptar la propuesta y decidió seguir conociendo a Sabela porque “es una tía que vale mucho”. También Nico Quería vivir la experiencia pero aún no tenía claro si con Miriam o con Rosana. Se negaron a compartirlo y él se vio obligado a elegir: «Tengo más cosas en común con Miriam», dijo y ella sonrió. Sin embargo josué rechazó la fecha final porque «sería hipócrita estar con alguien cuando extraño a Zoe». Y Alejandro Él hizo lo mismo: «No voy a ir más lejos con ninguna chica. Son maravillosas pero no tengo ganas», dijo rotundo.

Luego, el presentador hizo lo propio con las chicas. Rosario apostó por Suso para tener su última cita: «Tú sabes cómo me he sentido aquí y me haces sentir cómoda». gal la También quiso pasar un día entero con Miguel «para que se sienta cómodo y sepa lo que piensa». tania Dudó, pero acabó aceptando la propuesta con Stiven: «He podido separar lo que siento por Alejandro y lo que tengo que solucionar es con él. Por eso me gustaría seguir conociéndolo». zoe fue el único que no quiso compartir esas últimas horas con nadie: «No he sido tentado por nadie y debo ser honesto conmigo mismo».

Nico, Gal·la y el olvido mutuo

Nico aprovechó su última cita con Miriam bañándose en el mar y confesando que ella fue la primera chica en la que se fijó. Hasta que en las “fiestas, Rosana me miraba y vivir con alguien que te atrae todos los días me puede hacer dudar”. Más tarde tuvieron su «primera vida romántica pero no la última» en el que le dijo que la quería mucho. Se acostaron para tener una «noche salvaje».

Mientras tanto, Gal·la disfrutó de un jacuzzi con Miguel, a quien le preguntaron sobre sus sentimientos. Él le dejó en claro que él es más tronista que ella y ella señaló que había más que atracción física. Por la noche sus dudas y la risa de él continuaban. Para acabar en la cama «haciéndolo con todas sus ganas».

Álvaro y Rosario aprovechan la experiencia hasta sus últimas consecuencias

Álvaro y Sabela se besaron y conectaron más en la piscina. Ella le confesó que quería encontrarse con él afuera, y él le transmitió sus dudas sobre cómo salir de la experiencia. Por la noche se asombraba de lo «cañón» que era ella con su pelo negro y lacio. Ambos transmitieron su felicidad en el momento. Ya en la cama, Álvaro anticipó que «las paredes se iban a derrumbar».

Rosario y Suso se quedaron en un bote donde él le dijo que desde la primera vez que la miró supo que la amaba. Ella se derritió y lo besó como si no hubiera un mañana. Para la cena romántica los dos se alistaron y llegaron nerviosos. Reveló que no quería que la experiencia terminara y que estaba «atada» con su decisión final. Ambos se metieron en la cama para poner «la guinda del pastel».

Josué y Zoe, la única pareja a prueba de tentaciones

Josué se quedó en la orilla del mar, recogiendo arena y devolviéndola a su lugar para meditar. Horas más tarde se sentó en el suelo para cenar solo. Finalmente concluyó que Extrañaba a Zoe más de lo que esperaba y que él era el «amor de su vida».

Mientras Zoe caminaba por su villa empacando sus maletas. Por otro lado, se sentaría en una silla para su última cena con un solo hombre en mente.

Alejandro solo y Tania con Stiven hasta el final

Alejandro caminaba por el pueblo preguntándose si Tania estaba segura de sí misma. Todavía estaba allí para ver la puesta de sol. Finalmente concluyó que si Tania hubiera tenido su cita de 24 horas, no podría ni saludarla porque no podía soportar una falta de respeto más. Seguramente por eso, más tarde le mentiría en la hoguera diciendo que efectivamente había tenido una cita y que «se le había ido de las manos».

Y Tania se fue a hacer paddle surf con Stiven mientras explicaba el motivo de su enamoramiento por Alejandro. Por la noche, ambos se miraron fijamente durante su cena romántica, confesándose que se gustaban y que estaban nerviosos. Explicó que en el exterior podría tener «cualquier tipo de relación» y resaltó no tener «miedo al cambio». Pero Tania dejó de acostarse con Stiven::“Sabes que quiero respetar a Alejandro y no sé qué te pasará afuera pero mi prioridad es mi hoguera final”.

Finalmente, todos se despidieron de sus tentadores y de sus acompañantes pues iba a ser la última vez que se verían en el mismo ambiente. Incluso Sandra Barneda se emocionó al abrazarlos a todos, en la edición más intensa para la presentadora y en la que más ha dejado ver sus sentimientos.

Artículo anteriorLa forma inquietante en que House Of Gucci Lady Gaga supo que era hora de decir adiós a su personaje
Artículo siguienteEl final del grito original todavía patea traseros décadas después

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here