Ana Guerra reveló la «traición» de compañeros de OT e hizo autocrítica de su carrera

«Llegó un momento en que me di cuenta de que tenía que ir a terapia porque el personaje se estaba comiendo a la persona». Han pasado más de tres años desde la vida de Ana guerra cambiará para siempre después de ser elegido como uno de los 15 concursantes de DESDE 2017. Canarias consiguió llegar a la final y dejó el programa en manos de su compañera Aitana, con quien arrasó el tema El malo. Desde entonces, The Triumph ha lanzado un EP y un álbum de estudio, Reflexión Y La luz del martes.




Ana Guerra explicó en 'Zapeando' la "conmoción" que le provocó 'OT 2017' y recordó su pasado en 'Pequeñas estrellas'

Ana Guerra explicó en ‘Zapeando’ el ‘shock’ que provocó ‘OT 2017’ y recordó su pasado en ‘Pequeñas estrellas’

Saber más

También ha pasado bastante tiempo para meditar sobre lo que está dando de sí mismo su carrera y lo que ha supuesto su ascenso a la fama tras dejar la Academia. Así quedó demostrado este martes junto a Alberto Chicote, a quien acompañó este martes en su programa Fuera del mapa, en ruta por la Ribeira Sacra.

«Me lo tomé bastante mal», reconoció sobre cómo se sintió cuando se acabó el talento, «estaba tan fuera de lugar, había cambiado tanto … La gente me dio mucho cariño, pero sentí que no podía devolverlo». . » «No sé si lo volvería a hacer», llegó a admitir.

Guerra reveló que «Al principio me encerré en casa y no quería hacer nada». Algo que también afectó su vida amorosa, «si tuvieras una cita y saliera a la luz. Estabas conociendo a una persona pero parecía que te ibas a casar con ella». «Sabía jugar al amor cuando era normal, ahora no sé cómo hacerlo», confesó.

«Mi carrera ha ido cuesta abajo»

El triunfo fue honesto y sincero con el chef, con quien hizo una autocrítica sobre los momentos en los que «sí» había llegado a sentirse como «una diosa». «Me sentí muy bien cuando me fui, te empezaron a pasar cosas como cantar con Alejandro Sanz, Juan Luis Guerra, Pablo López …», explicó. Más tarde, el contexto y su popularidad cambiarían.


«Mi carrera ha ido cuesta abajo», dijo, «tuvo un impacto mediático de estar tres meses y medio en la televisión». Aún así, sabía que «bajaría tan pronto como la gente dejara de verte en la televisión». «Cada canción funcionó peor que la anterior, No estábamos logrando el éxito ni las reproducciones que pensamos que se merecían ”, recordó.

«Me he sentido traicionado por la gente estos cuatro años»

«Cuando salimos, no es lo mismo para todos», comentó sobre el desigual éxito que tuvo su generación de triunfos al final de OT, «es una realidad que me van a dar que decir, pero es está a la vista «.

«Lo pasé mal cuando sucedió porque no me podía imaginar la vida sin cada una de las 15 personas que entraron a la Academia conmigo», afirmó, «esa separación, cómo empezó a tener distintos niveles y que la industria de la música te convierte en competidores». Ese contexto implicaba que «una gran decepción. Hubiera dado todo para evitar que eso sucediera y reducir mis pérdidas. »


Guerra aseguró que se lleva «increíble» con todos: «Los quiero mucho, hablamos». Al mismo tiempo, lamentó que por una cuestión de «trabajo» e incompatibilidad de horarios, cueste más mantener la relación. «Aitana y yo estábamos juntos las 24 horas cuando salimos, ahora no hay tiempo», comentó.

Al mismo tiempo, indicó que en el camino, «me he quedado sin gente. Los que están son los que siempre han estado». Además, influyó en cómo «a lo largo de estos tres, cuatro años, Me he sentido traicionado por personas que creo que me han alejado de su vida por no ser tan importante «. Roi Méndez y Ricky Merino fueron los dos nombres mencionados por la canaria, a quien definió con «las dos personas con las que mejor me llevo». «Al menos tengo dos, ya tengo una canción en los dientes», concluyó.


Al final de OT, la artista reveló que «tenía mucha envidia de la carrera de sus compañeros». Un sentimiento que «desapareció cuando decidí tomar el disco que había hecho y no lanzarlo, en octubre de 2020». «Quería cantar otras cosas, contarlas de otra manera. Se lo conté a la empresa y ahora canto lo que quiero y digo lo que quiero contar», cargo que ha tenido como consecuencia que ha tomado su carrera. otro curso. En este proceso de crecimiento, sus dos años de ir a terapia han sido clave: «Poco a poco he conseguido disociar lo profesional de lo personal».

Artículo anteriorOnce Station, paisajistas, Nausicaä del valle del viento y más
Artículo siguienteLa Fase 2 de High Republic se sumergirá aún más en el pasado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here